¡Revelado! El año lunar 2024: todas las misiones que prometen cambiar la historia espacial

¡Revelado! El año lunar 2024: todas las misiones que prometen cambiar la historia espacial
misiones 2024

La Luna, ese satélite que ha cautivado la imaginación y el espíritu explorador de la humanidad durante milenios, se posiciona una vez más como el destino preferido para las misiones espaciales previstas para el 2024. La carrera lunar está en auge, y es que diversas naciones y empresas privadas están preparando expediciones que prometen expandir los límites de nuestro conocimiento y capacidades tecnológicas.

Comenzando con la agencia espacial de Estados Unidos, la NASA, su ambicioso programa Artemis pretende marcar el regreso de los astronautas estadounidenses a la superficie lunar después de medio siglo. La misión Artemis II, en particular, tiene como objetivo realizar un vuelo tripulado que orbitará la Luna, sirviendo como la antesala necesaria para el alunizaje posterior de Artemis III. Esta misión representa un hito crucial en los esfuerzos por establecer una presencia humana sostenible fuera de la Tierra y, a su vez, es un paso gigante hacia la eventual exploración de Marte.

Por otro lado, la Agencia Espacial Europea (ESA) no se queda atrás y está desarrollando su propia contribución al programa Artemis con el Módulo de Servicio Europeo (ESM), que proporcionará energía, agua, oxígeno y propulsión a la nave espacial Orion durante su viaje a nuestro satélite natural.

China, una potencia emergente en la carrera espacial, también tiene planes para continuar su exploración lunar con la misión Chang’e 6. Dicha misión tiene como objetivo recolectar muestras de la superficie lunar y regresarlas a la Tierra para su análisis detallado. La ambición china no se detiene allí; tienen la intención de establecer una base lunar para la investigación científica a largo plazo como parte de su programa de exploración espacial.

Rusia, con un rico legado en la historia de la exploración lunar, está preparando su misión Luna 25, que marcará el retorno del país a la Luna después de décadas de ausencia. Esta misión se enfocará primordialmente en la exploración del polo sur lunar, una región de particular interés científico debido a la posible presencia de agua helada en sus cráteres permanentemente sombreados.

Mientras tanto, la agencia espacial de India, ISRO, no se queda atrás con su misión Chandrayaan-3. Tras el intento casi exitoso de su predecesor, Chandrayaan-2, esta nueva misión tiene el objetivo de realizar un aterrizaje suave en la Luna y desplegar un rover para llevar a cabo investigaciones científicas.

La participación de empresas privadas no puede ser subestimada en este nuevo capítulo de la exploración lunar. Compañías como SpaceX, con su potente cohete Starship, podrían desempeñar un papel vital en el transporte de carga y, eventualmente, de tripulantes a la base lunar que NASA aspira a construir.

El año 2024 promete ser un período de intensa actividad lunar, con múltiples naciones y entidades privadas poniendo sus ojos y recursos en la conquista de nuestro vecino celestial. Estas misiones no solo representan avances técnicos y científicos, sino que también reafirman el deseo intrínseco de la humanidad de explorar los confines del espacio y entender mejor nuestro lugar en el universo.