Autonomía récord: el Togg T10F desafía los límites de los coches eléctricos

Autonomía récord: el Togg T10F desafía los límites de los coches eléctricos
Togg

Con un debut que capturó las miradas en el Consumer Electronics Show, la startup turca Togg desveló su ambiciosa apuesta por la movilidad eléctrica: el sedán T10F, un vehículo que promete revolucionar el mercado cuando comience su producción en 2025. La incursión de Togg en la industria automotriz, que ya nos había presentado el SUV T10X, ahora se enriquece con este segundo modelo que aspira a marcar un antes y un después en términos de diseño, rendimiento y autonomía eléctrica.

Diseño y dimensiones: un sedán con carácter

El T10F trae consigo un estilo que refleja una simbiosis entre la esencia de Oriente y la sofisticación de Occidente, producto de la colaboración del Togg Design Studio y la afamada casa de diseño Pininfarina. Este sedán, que exhibe unas proporciones generosas con sus 4.830 mm de largo, 1.881 mm de ancho y 1.560 mm de alto, comparte la plataforma modular de su predecesor, pero se distingue por una silueta fastback y un perfil sumamente aerodinámico, ostentando un coeficiente de tan solo 0,23.

Homenaje a türkiye: estética con simbolismo

No es solo la ingeniería lo que hace al Togg T10F destacar. El vehículo es un verdadero tributo a su patria con su distintiva parrilla frontal que imita la forma de un tulipán, emblema floral de Türkiye. A esto se le suman características heredadas del T10X, como las luces diurnas y traseras de estilo boomerang que acentúan su anchura. El abanico de personalizaciones, que incluye techos en contraste y paletas de colores inspiradas en la rica cultura turca, añade un toque de exclusividad.

Tecnología y confort: un interior futurista

Dentro del T10F, el futurismo se hace tangible a través de una maxipantalla de 41,3 pulgadas que domina el tablero, compuesta por un cuadro de instrumentos y una pantalla de infoentretenimiento dedicada. Las funciones se manejan con facilidad desde una pantalla táctil secundaria, mientras que los acabados interiores son una evolución del modelo SUV, con una orientación más deportiva. El diseño interior incorpora motivos de tulipanes, manteniendo la coherencia estética y asegurando confort. El maletero, con capacidad estándar de 500 litros, se puede extender hasta 1.350 litros para adaptarse a las necesidades de almacenamiento.

Prestaciones: elección entre potencia y eficiencia

El Togg T10F llegará al mercado con opciones para todos los gustos: desde una versión de tracción trasera de rango estándar hasta un modelo de tracción total con una potencia de 435 CV y un par motor de 700 Nm, capaz de alcanzar los 100 km/h en apenas 4,6 segundos. Las variantes monomotor no se quedan atrás con sus respetables 217 CV y 350 Nm. La promesa de una recarga de batería del 20 al 80% en solo 28 minutos, junto a una autonomía que puede llegar a los 600 km, ponen al T10F en la vanguardia de la eficiencia eléctrica.

Seguridad y automatización: hacia la conducción del futuro

Togg no ha escatimado en equipamiento de seguridad para el T10F, apuntando a la máxima calificación de cinco estrellas en las pruebas Euro NCAP. Con dos niveles de equipamiento, V1 y V2, este último integra lo último en asistencias de conducción autónoma y sistemas de protección avanzados. Ya en su configuración base, el sedán incluirá 7 airbags y asistentes de manejo como la función Rush Hour Pilot, pensada para facilitar la conducción en condiciones de tráfico denso.

En definitiva, el Togg T10F no es solo un automóvil eléctrico más; es una declaración de principios, un alarde de diseño y tecnología que busca posicionarse en el corazón de un sector en constante cambio y crecimiento. Con una combinación de elegancia, innovación y eficiencia, este sedán turco está listo para dejar su huella en la industria global.